Dicotomía de color

B&W en Rambla Cataluña

Dividir un piso en dos viviendas  independientes y funcionales siempre es un reto.
En este caso, la implantación de una nueva cocina respetando los espacios existentes se pensó como una continuación del recibidor del nuevo apartamento.
De esta forma la cocina se desmembra, invadiendo parte del vestibulo y el corredor, rompiendo con las barreras de usos y mezclando los ámbitos para crear un espacio fluido y funcional, que aprovecha hasta cada pequeño rincón.
La mezcla primaria de blanco y negro busca crear un continuo en un espacio muy compartimentado por los muros de carga existentes.
La  calidez de la madera de roble que asoma por cantos y paneles, refuerza la sensación de pureza que escapa de la frialdad blanca.

Photos by Xavier Pérez Viñola
Subir